En México crece importación de autos usados de EEUU

Lote de autos usados en la región de Bajío de México. Foto: LAURENCE ILIFF

CIUDAD DE MÉXICO - La importación de autos usados desde Estados Unidos aumentó 18 por ciento entre enero y septiembre. En este periodo, se han introducido al país 102,647 vehículos, que son 15,482 más que en el mismo periodo de 2017, según el último reporte de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMDA).

“Estamos preocupados porque hemos observado un repunte consistente en las importaciones a lo largo del año”, dijo la semana pasada Guillermo Rosales, director general adjunto de la AMDA, en entrevista con Automotive News México.

Destacó que los modelos usados que se importan representan aproximadamente una décima parte de las ventas de autos nuevos en el país, que en los primeros 10 meses del año sumaron 1,028,379 vehículos comercializados.

En 2005, el entonces presidente Vicente Fox, a través de un decreto promovió la legalización de los autos usados provenientes de Estados Unidos.

Al año siguiente México importó 1.4 millones de vehículos, cifra superior a los autos nuevos vendidos en ese año en el país, que según datos de AMDA fueron 999,344.

Posteriormente para regular la importación de vehículos usados, su sucesor Felipe Calderón publicó en diciembre de 2008 otro decreto. Este pedía diversos requisitos para internar los vehículos, entre los que se encontraba un certificado de origen, cumplir con ciertas condiciones físico mecánicas y estándares de emisiones contaminantes.

Pero en los años siguientes los loteros que importaban y comercializaban estos vehículos en la franja fronteriza promovieron decenas de juicios de amparo en contra de dicha medida, alegando que contravenía el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Tras una demanda constante de los fabricantes y los distribuidores para regular esta situación, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) impulsó en 2014 diversas medidas de contención, como solicitar la factura original y un certificado de regulación ambiental de las unidades.

“Pero los importadores han encontrado la forma de burlar estas medidas con nuevas prácticas fraudulentas, como usar el mismo certificado de regulación ambiental para distintos automóviles o la emisión de facturas apócrifas con un precio inferior al real, con el objetivo de bajar el pago de impuestos en la aduana”, dijo Rosales. “Hemos insistido al Servicio de Administración Tributaria sobre la necesidad de hacer ajustes en las reglas para cerrar la puerta a estas prácticas fraudulentas”, añadió.

Los fabricantes y distribuidores han dicho que la importación de autos usados de Estados Unidos ha limitado el potencial del mercado interno. Según Rosales, se venderían 200 mil vehículos nacionales adicionales si se regula la entrada de estas unidades.

Puede contactar a Ivet Rodríguez en irodriguez@autonews.com -- Siga Ivet en Twitter: @Ivet2R

Boletines Electrónicos
  • Boletines generales
  • (Días de la semana)
  • (Lunes)
  • (según sea necesario)
  • Puede darse de baja en cualquier momento a través de enlaces en estos correos electrónicos. Para más información, vea nuestro Política de Privacidad.