GM encuentra su equilibrio con venta de pickups en EEUU

DETROIT - La estrategia de General Motors de producir sus pickups de la generación actual durante el lanzamiento del Chevrolet Silverado y GMC Sierra de la próxima generación parece estar funcionando, pero se probará hasta fin de año.

A pesar de las caídas en las ventas en el tercer trimestre en EEUU, incluidas las expectativas de caídas de dos dígitos en septiembre, las ventas de sus camionetas pickup en realidad aumentaron un 0.6 por ciento en el año hasta septiembre.

Algunos de las pickups de GM se producen el Silao, Guanajuato.

"Nuestras marcas están muy bien posicionadas para el cuarto trimestre cuando nuestra próxima ola de nuevos productos comience a comercializarse en gran volumen", dijo Kurt McNeil, vicepresidente de operaciones de ventas de GM en los EEUU, citando cierta preocupación por los bajos inventarios.

Debido a esas preocupaciones, GM redujo los incentivos el mes pasado. Eso contribuyó a una reducción estimada del 19 por ciento para la Silverado y del 35 por ciento para la Sierra, según el Centro de Datos de Automotive News.

"Es un balance realmente complicado. Nunca se sabe cómo será el lanzamiento", dijo Michelle Krebs, analista ejecutiva de Autotrader. "Va a ser muy importante para ellos aumentar la producción sin problemas".

De acuerdo con las estimaciones del Centro de Datos de Automotive News, el retroceso de los incentivos permitió que Fiat Chrysler's Ram supere a Silverado en los últimos dos meses en los EEUU.

El gasto en incentivos de GM, según Autodata, bajó en 710 dólares por unidad para la Sierra y 315 dólares para la Silverado en comparación con agosto. Para el año, el gasto de incentivo en la Silverado fue de 6,186 dólares por unidad en promedio y en la Sierra de 4,542 dólares, informa Autodata.

Eso se compara con el gasto de incentivo promedio de Ford en la serie F de 3,880 dólares por unidad hasta septiembre. Para Ram, que también lanzó una pickup rediseñada a principios de año y continúa produciendo la generación anterior, los incentivos estaban en 6,183 dólares por unidad, casi igual en comparación con el año anterior.

FCA y GM tenían estrategias similares para continuar produciendo sus camionetas pickup salientes con la versión rediseñada, pero implementaron los planes de manera diferente.

GM lo hizo en medio de la actualización de sus plantas y enviaba los camiones de Fort Wayne, Indiana, a su planta de Oshawa, Ontario, para el ensamblaje final y la pintura. FCA, que tuvo algunos problemas iniciales de producción, está construyendo las pickups rediseñadas en una nueva planta.

"No hemos escuchado sobre los problemas de producción con GM como lo hicimos con Ram", dijo el analista senior de Edmunds, Ivan Drury. "Ese fue uno de los mayores obstáculos para ellos. No pudieron sacar su gama de pickups cuando se suponía que iba a suceder".

Las ventas de pickups de Ram están a la par con el año pasado.

GM no ha dicho cuándo planea dejar de producir el modelo saliente. Se espera que FCA continúe produciendo el modelo saliente hasta fines de 2019 o principios de 2020.

Puede contactar a Michael Wayland en mwayland@crain.com -- Siga Michael en Twitter: @MikeWayland

Boletines Electrónicos
  • Boletines generales
  • (Días de la semana)
  • (Lunes)
  • (según sea necesario)
  • Puede darse de baja en cualquier momento a través de enlaces en estos correos electrónicos. Para más información, vea nuestro Política de Privacidad.