Impulso a los proveedores Tier 1 y Tier 2, el reto que viene para el sector autopartes

Sólo 15% de componentes automotrices que compran los Tier 1 son producidos en México: Óscar González

MONTERREY - Pese a la gran tradición que tiene la industria de autopartes en Nuevo León, aún falta desarrollar la cadena de suministro y que ésta eleve su producción para poder competir con las nuevas reglas que se establezcan en el TLCAN 2.0, consideró Óscar González Sierra, presidente del comité Tier 2 del Clúster Automotriz del estado (CLAUT).

Detalló que actualmente el 15 por ciento de los componentes automotrices que compran los Tier 1 son producidos en México, el 42 por ciento es de Estados Unidos y el resto de otros países.

En el caso de Nuevo León, aseguró que las empresas de autopartes en la entidad abastecen el 30 por ciento de los requerimientos de las Tier 1 instaladas en el estado.

Señaló que en Nuevo León apenas un 45 por ciento de las pequeñas y medianas empresas de la industria manufacturera están integrados a la cadena de suministro, en esos mismos rangos andará las Tier 1 y Tier 2 de la industria automotriz.

Ello contrasta con lo que sucede con la industria de autopartes del centro del país,  donde las Pymes participan hasta en un 65 por ciento, entonces en el estado hay mucho por hacer.

Mencionó que todavía hay muchas empresas que importan productos procedentes de Norteamérica, Europa y Asia, traen piezas estampadas, tornillería y componentes eléctricos.

“La idea es que empecen a fabricarse en la entidad y así sustituir importaciones”, añadió el directivo.

Según datos de ProMéxico alrededor de unos 11 mil millones de dólares es el monto del valor de las importaciones que se realizan y la oportunidad para sustituir dichas importaciones.

González Sierra, comentó que actualmente un 80 por ciento de las empresas Tier 2 en Nuevo León son de capital nacional y el resto extranjero.

Por lo que se puede afirmar que la gran fortaleza de la entidad radica en rubros como: acabados de superficie, metal-mecánico, inyección de plástico, empaque, químicos (aceites, anticorrosivos) y automatización.

Por ello, aseguró que en Nuevo León existe la base industrial suficiente para transformar esta cadena de suministro a lo que será la producción de autos eléctricos, pero ese será un paso que se concretará en el mediano plazo.

Actualmente, en el CLAUT están afiliadas unas 55 empresas Tier 2, pero en el estado existen alrededor de 150, mientras que de Tier 1 son 88, según indicadores de la Secretaría de Economía y Trabajo de Nuevo León.

El presidente del comité Tier 2 del CLAUT, indicó que estas empresas en este momento reportan que sus pedidos de cotización no han sido ni frenados ni se han reducido.

Efecto Kia

Sin embargo, en opinión de Luz María Valdés de la Rosa, directora del programa académico de ingeniería industrial y de sistemas y directora del Centro para la Productividad y Competitividad Empresarial de la UDEM, con la llegada de Kia Motors, el número de empresas Tier 1 y Tier 2 debieron moverse, dado que se incorporaron más compañías a la proveeduría de la planta de la armadora coreana en Pesquería, Nuevo León. 

La catedrática elabora un estudio sobre historias de impacto en la competitividad en la manufactura y en los proveedores de partes automotrices en el estado, cuyos resultados estarán listos en un año. 

En la investigación se abordan tópicos como calidad en los procesos, nivel de productividad, tecnología y capital humano calificado. 

Adelantó como un primer hallazgo que el capital humano está siendo determinante para llevar al sector de autopartes de la entidad a la competitividad a nivel mundial. 


Boletines Electrónicos
  • Boletines generales
  • (Días de la semana)
  • (Lunes)
  • (según sea necesario)
  • Puede darse de baja en cualquier momento a través de enlaces en estos correos electrónicos. Para más información, vea nuestro Política de Privacidad.